Historia y Arte

El nombre de la villa procede del árabe عتيقة `Atīqa, que significa "antigua".2 Sus orígenes se remontan a 250 a.C., cuando era población celtíbera conocida como Alce.

Su término municipal alberga diversos hallazgos arqueológicos, cuya cronología abarca desde el Eneolítico hasta el Medioevo. Así, en «Las Carcamas» se han localizado dos zonas con vestigios arqueológicos. En el paraje de «Las Balsas», en un pequeño barranco que desagua en el Jalón, afloran numerosos fragmentos de cerámica a mano, con formas de grandes cuencos de paredes gruesas y grandes vasijas decoradas con cordones. Cronológicamente pertenecen a la Edad del Hierro I. Muy próximo a este lugar, en el paraje denominado «La Mora Encantada», aparecen cerámicas de tipo celtibérico con dibujos en bandas y círculos, piedras de molino y algunos fragmentos de cerámica medieval.

De la época romana sólo han sobrevivido varias monedas, una de ellas del emperador Teodosio. Algunos han identificado Ateca con la ciudad de Attacum, citada por Ptolomeo.

Se sabe que en la segunda mitad del siglo X, Ateca pertenecía a los Banu Timlat. Fue ocupada por el Cid Campeador en 1071; según el Cantar del Mío Cid, tras fortificar el cerro de Salvasoria, los tres castillos más importantes en esta zona —Peñalcázar, Ateca y Terrer— le pagaron parias. Esta relación con el héroe castellano propician que hoy Ateca forme parte del Camino del Cid. En la guerra entre Pedro I de Castilla y Pedro IV de Aragón, la villa fue ocupada por los castellanos.

Fuente: wikipedia

Plaza de España 5, Ateca
C.P.: 50200
Teléfono: 976 84 20 05
Fax: 976 87 21 05